Como reducir el desgaste de los neumáticos del vehículo

Los neumáticos son unos de los grandes olvidados del mantenimiento de nuestro coche. Muchas veces por falta de uso u otras por uso excesivo, e incluso por un mal uso de los mismos, muchas personas son las que alargan de más el tiempo que los tienen montados, suponiendo esto un peligro que puede ocasionar accidentes que fácilmente se podrían prevenir. En este artículo vamos a repasar como puedes reducir el desgaste de los neumáticos durante tu conducción para que puedas exprimir su duración sin comprometer tu seguridad ni la de los demás.

desgaste de los neumáticos del vehículo dupesan

Como conozco el nivel de desgaste

Lo primero que nos debe de quedar claro es cómo puedo conocer cuál es el nivel de desgaste de los neumáticos de mi vehículo. El dibujo de éstos es el principal indicador, pero existen otros más sencillos y “objetivos” con los que saber si la vida del neumático ha llegado a su fin. Uno de los que llevan incorporados la gran mayoría de neumáticos actuales es el indicador de desgaste, unos pequeños resaltes de los canales principales de la banda de rodadura que corresponden con las letras TWI y que se encuentran en los hombros del neumático. Cuando los indicadores empiecen a tener contacto con el asfalto, el neumático está muy desgastado y es la hora de cambiarlo.

Si queremos basarnos en métodos más tradicionales, podemos hacerlo con una moneda de 1€. Insertamos la moneda en el dibujo y si vemos parte del borde dorado entonces ha llegado el momento de cambiar nuestras ruedas.

Mantener la presión correcta

Metiéndonos ya en los consejos para reducir el desgaste de los neumáticos, la primera que debemos tener en cuenta es el mantenimiento de la presión adecuada de los mismos. Cada vehículo debe llevar la presión a un nivel, y ésta siempre se refleja en cada modelo en alguna de las partes del mismo. Revísala de vez en cuando ya que lo más normal es que vaya perdiendo presión con el paso del tiempo. Llevar una presión inadecuada puede ocasionar un desgaste irregular y un deterioro mayor de nuestros neumáticos.

Además de la presión “habitual”, que es la que tenemos cuando llevamos el coche con poca carga, debemos considerar que los fabricantes recomiendan una presión distinta cuando llevamos el coche cargado (como cuando salgamos con la familia a las esperadas vacaciones cuando se restablezca la movilidad).

Acelerones y frenazos bruscos

Si realizamos maniobras de frenazos y acelerones bruscos con frecuencia, estamos favoreciendo el desgaste de nuestro neumáticos, ya que estamos produciendo un mayor desgaste en la banda de rodadura al aumentar sus fuerzas y torsiones , aumentando la temperatura y la degradación de la goma.

Exceso de velocidad y forma de tomar las curvas para reducir el desgaste de los neumáticos

Además de los acelerones y frenazos, la manera de tomar las curvas y la velocidad con la que conducimos habitualmente puede hacer que nuestras ruedas duren menos, ya que calentamos más la goma y ésta se degrada más. Al mismo tiempo, si tomamos las curvas con una velocidad excesiva aumentamos la presión en los apoyos y la degradación de los extremos externos aumenta. Por lo tanto, conducir dentro de los límites y de una forma prudente, además de ser lo legal y evitar accidentes, alargará la vida de los neumáticos.

Estos son algunas de las recomendaciones que puedes seguir para alargar la vida de nuestros neumáticos. Si quieres cambiar tus neumáticos, llámanos, buscamos un hueco y montaremos el neumático que mejor se adapte a ti y a tu vehículo. ¡Te esperamos en tu taller de confianza!

Comments for this post are closed.